Image

Elecciones: cuenta regresiva de 60 días para definir alianzas y candidaturas

12/04/2017  |  Politica  |  

El próximo 14 de junio, 60 días antes de las PASO, vencerá el plazo para solicitar el reconocimiento de "alianzas transitorias y confederaciones" para participar de las elecciones legislativas de este año. Este viernes comienza la cuenta regresiva de dos meses hasta ese dead line, pero aún hay más dudas que certezas en la grilla de candidatos.

Los territorios que atraen principalmente las miradas son la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Allí, Cambiemos tiene como principal incógnita qué hará Elisa Carrió. La líder de la CC tiene domicilio en Capital y sería la carta para neutralizar una muy probable candidatura de Martín Lousteau, a quien le cerraron la puerta en el espacio tras renunciar a la embajada en EEUU.

Pero la diputada también suena para la Provincia. Fuentes cercanas a la fundadora del ARI confirmaron a ámbito.com que por el momento no hay novedades sobre un posible cambio de domicilio, el cual debería hacerse efectivo antes del 25 de este mes si quiere competir en Buenos Aires. Si finalmente lo hace, el nombre que retumba con más fuerza para ocupar el primer renglón de la lista del oficialismo en la Ciudad es el actual vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

Mientras tanto, cruzando la avenida General Paz hay otros nombres que se barajan para la boleta de Cambiemos. Entre ellos están el neurólogo Facundo Manes; la interventora de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), Gladys González; y hasta el ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich. Internamente, el funcionario nacional tiene resistencia del ala que se referencia en el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, él mismo que impulsa a González. Otra posibilidad es la de sumar a un intendente joven. 

A fines de marzo, la mesa nacional de Cambiemos realizó su primera reunión plenaria del año con la participación de funcionarios y referentes de todo el país. Estuvieron presentes dirigentes del PRO, la UCR, la Coalición Cívica, Partido Fe, y el Demócrata Cristiano.

Pese a tener en su poder al Ejecutivo nacional y haber alineado a algunas provincias, el oficialismo no cuenta con representación íntegra en todo el país. Por caso, en Santa Fe la UCR, aliado fundacional con el PRO y la CC, hace equilibrio entre Cambiemos y el socialismo. La convención radical en ese distrito definió no romper con el Frente Progresista a nivel local, pero adhiere a Cambiemos en el plano nacional. Algo similar pasa en Salta. En Jujuy, Mendoza, y Corrientes, no habrá internas.

Por su parte, en el peronismo se dirime mucho más que los nombres de los candidatos. La expresidente Cristina de Kirchner no confirma si será o no parte del menú electoral. Tampoco lo hace Daniel Scioli. Por un camino paralelo transita el exministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. Los tres conforman el podio de los dirigentes del PJ con mejor intención de voto.

Por ahora el de Chivilcoy es el único con actividad de campaña. Alterna recorridas con encuentros con dirigentes, entre los que hay intendentes y sindicalistas. Cristina y Scioli no hacen públicas sus intenciones. Mientras tanto, tampoco hay una definición sobre si en el espacio habrá o no internas.

En ese marco, tal como publica este miércoles Ámbito Financiero, la puja Scioli-Randazzo produjo un quiebre en el Grupo Esmeralda. Por un lado quedaron los más cercanos al exgobernador como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Mariano Cascallares (Almirante Brown), postura que los acerca al Grupo Fenix de Fernando Espinoza y Verónica Magario (La Matanza). Mientras que por el otro quedaron Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Eduardo "Bali" Bucca (Bolívar), que se alinean junto al Movimiento Evita detrás de Randazzo. 

Por el lado del Frente Renovador, que lidera Sergio Massa, hay acercamientos con el GEN de Margarita Stolbizer, pero aún no se plasman en un acuerdo electoral. Ambos vencen en diciembre sus mandatos como diputados y vienen trabajando en la posibilidad de un binomio para octubre. Pero esa posibilidad debe ser refrendada por sus partidos, algo que todavía no ocurrió y que al menos en el espacio del tigrense generó ruidos internos. Un dato: Stolbizer, según la carta orgánica del GEN, solo podría ser candidata a senadora porque no puede reelegir como diputada. 

Stolbizer trabaja desde hace tiempo en tándem con el socialismo y Libres del Sur en Diputados, en el marco del interbloque del Frente Progresista. En ese espacio 7 de sus 8 miembros concluyen su ciclo este año. El PS tiene su pata fuerte en Santa Fe, en alianza con la UCR.

En otra versión del peronismo, el extitular de la ANSES, Diego Bossio, lanzó en los últimos días guiños hacia el massismo y se mostró confiado en que la oposición derrote al oficialismo en octubre. De todos modos, no se espera que juegue en este turno electoral ya que tiene mandato hasta 2019. Su acercamiento a Massa puso en riesgo de ruptura al Bloque Justicialista, donde el otro de sus líderes, Oscar Romero, juega para Randazzo.  

Entre tanta dudas, hay una sola certeza. Los candidatos del Frente de Izquierda serán Nicolás Del Cañoen la Provincia y Myriam Bergman por CABA.

Más allá de los vaivenes que se produzcan en los próximos dos meses, la fecha clave para las precandidaturas será el 24 de junio cuando los partidos y alianzas deben oficializar los nombres de sus postulantes para las PASO. Habrá plazo hasta el 14 de julio para que la Justicia resuelva eventuales cuestionamientos e irregularidades. Diez días después comenzará formalmente la campaña de cara a los comicios del 13 de agosto.



Fuente: Ambito.com
Tags:  elecciones