Image

Qué hará cada diputado con los 100 mil pesos que recibirá por el coronavirus

25/03/2020  |  Politica  |  

Se trata de 100 mil pesos para cada diputado, lo que representa un total de 25,7 millones de pesos que saldrán del presupuesto de la Cámara baja. Es una medida, que si bien fue señalada de "excepcional", se trata de un práctica que viene de antes. Dispuesta pocos días antes de que el presidente Alberto Fernández decretase la cuarentena social obligatoria, la decisión fue implementada por el presidente la Cámara Baja, Sergio Massa, y la suma será entregada antes de la finalizacion de abril según la decisión tomada por los bloques que representan a los 257 legisladores con la intención de aportar a la lucha contra el coronavirus. 

Hasta el momento, no se sabía cuáles serán todos los destinos de las partidas adicionales que cada diputado decidió donar de manera discrecional. En este informe, el Equipo de Investigación de Perfil Educación revela en detalle dónde irá el dinero y cómo será distribuido con la intención declarada de hacer frente a la pandemia en la Argentina. 

El Laboratorio de Seguridad Biológica Doctor Carlos Malbrán, que se encarga de confirmar los casos de coronavirus en el país, será la entidad más beneficiada por los subsidios. Recibirá casi 11,6 millones de pesos de parte de los diputados de Juntos por el Cambio más otro monto del Frente de Todos que aún no está definido.  En tanto que el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de las principales acciones para lidiar con la expansión de la pandemia, recibirá 1,1 millones de pesos. Y también serán beneficiados los sistemas de salud y hospitales de algunas provincias, así como otras entidades de acciones social que operan a nivel provincial y nacional.

Todos los destinatarios recibirán el dinero vía transferencia bancaria entre marzo y abril a través del Banco Nación, según confirmaron al Equipo de Investigación desde la presidencia de la Cámara de Diputados. El área que está a cargo de Massa será la encargada de girar los aportes sin que el dinero pase por los diputados. El propósito es que todas las instituciones reciban la transferencia prácticamente al mismo tiempo. Desde la Cámara de Diputados aclararon que el término excepcional se utilizó para permitir una suba de 30 mil pesos en el subsidio en medio del contexto de emergencia.

Sin embargo, el anuncio de los subsidios generó controversias en el Congreso. Bloques opositores como Juntos por el Cambio o el Frente de Izquierda criticaron el manejo discrecional en medio de una crisis sanitaria. El artículo 11 de la resolución 611 fijó que la suma otorgada era de de manera “excepcional y por única vez”, aunque más tarde desde la Cámara Baja indicaron que se trata del mismo subsidio que cada legislador tiene a disposición todos los años para ayudar a entidades benéficas. En 2019 recibieron por ese mecanismo 70 mil pesos y en 2018 el monto fue de 60 mil pesos. 

Según pudo saber el Equipo de Investigación, los legisladores no reciben el dinero en mano y solo piden, en cambio, que lo giren, una tarea de la que se encarga la presidencia de la Cámara Baja. Los destinos del dinero suelen hacerse públicos recién al año siguiente del ejercicio, dado que cada diputado tiene la posibilidad de dividir ese monto y realizar distintas asignaciones a lo largo de un año. No obstante, en este caso la transfernecia bancaria será inmediata. Por lo que, rápidamente, los diferentes bloques hicieron público el destino de los 100 mil pesos, ante críticas opositoras y otras que emergieron en redes y medios de comunicación. A poco de la polémica, Sergio Massa, ya firmó una resolución en la que suspende tanto las becas como los subsidios que pueden otorgar los diputados a partir del año próximo, según confirmaron desde la presidencia de la Cámara baja al Equipo de Investigación. La crítica de la discrecionalidad en cómo puede orientar cada diputado ese dinero es uno de los argumentos que llevó a tomar la decisión. La medida será efectiva a partir del año siguiente y el apoyo a entidades por coronavirus sería así su último fin. 

Los bloques mayoritarios, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, se inclinaron por respaldar la tarea que lleva adelante el Instituto Malbrán. Asimismo, la bancada oficialista también fraccionará sus recursos entre los hospitales móviles montados por el coronavirus, el Hospital Garrahan y también la Fundación Locos Bajitos para la Niñez y Juventud Desprotegida.  

El oficialismo del interbloque del Frente de Todos posee 119 bancas, por lo que cuenta con 11,9 millones de pesos para los diputados oficialistas. Como ocurrió en otros bloques, algunos miembros, tuvieron la primera intención de orientar cada subsidio a los hospitales ubicados en los lugares de los distritos que representan.

Sin embargo, el titular del bloque, Máximo Kirchner, y Massa decidieron destinar el conjunto de las asignaciones a los hospitales modulares, al Garrahan, al Instituto Malbrán y a la Fundación Locos Bajitos para la Niñez y la Juventud Desprotegida.  Ante la consulta del Equipo de Investigación, las presidencias de la Cámara de Diputados y del bloque del Frente de Todos no respondieron al cierre de este informe qué monto irá para cada entidad, solo aclararon que es una decisión que esta bajó análisis y que en los próximos días se determinará. Para esta investigación se contactó en varias oportunidades a Massa y al diputado Kirchner, pero no quisieron realizar declaraciones. La Fundación Locos Bajitos, una de las beneficiadas por el oficialismo, apoya la obra del sacerdote villero Nicolás “Tano” Angelotti en los barrios Puerta de Hierro, San Petersburgo, 17 de marzo, 17 de marzo bis y La Tablada, una de las zonas más carenciadas de La Matanza, en Ciudad Evita.

La organización es la que lleva adelante la relación con el Estado y la encargada de articular la presentación de proyectos y trámites. Según la comunicación que mantuvieron con responsables del Frente de Todos, Locos Bajitos recibirá 3,4 millones de pesos. El dinero se destinará a la construcción de una casa-hospital para personas en situación de calle o abandonadas por sus familias, en un predio de la estación ferroviaria Justo Villegas, cercana a Puerta de Hierro. El proyecto forma parte de una iniciativa en medio de la emergencia por el coronavirus. 

Locos Bajitos es una entidad fundada hace diez años por el dirigente peronista Federico Berardi, quien la presidió hasta diciembre, cuando asumió como director nacional de Primera Infancia en el Ministerio de Desarrollo Social. Su nombramiento aún no se publicó en el Boletín Oficial, pero Berardi ya está en funciones. Berardi explicó al Equipo de Investigación que renunció para evitar una situación de incompatibilidad. Al frente de la organización, asumió Valeria Manzotti.

En la actualidad, la obra del Padre Angelotti cuenta con tres jardines comunitarios, una escuela primaria, una secundaria, ocho casas de recuperación de adicciones y una casa para mujeres con niños. A principios de marzo, el colegio secundario San José recibió la bendición del Papa Francisco. “Brindamos esfuerzo alimentario a cuatro mil personas, y tenemos dos mil niños entre todos los espacios educativos”, sostuvo Manzotti, que es bibliotecaria y también dirige la escuela secundaria. Por su parte, el Hospital Garrahan destinará los recursos para atender las necesidades que surjan cuando la pandemia se haga más presente, una de las posibilidades es la de reforzar recursos humanos y los kits de detección del virus. Oscar Trotta, miembro del directorio, señaló que la semana pasada se puso en práctica en el área de virología del hospital la detección del virus a todos los niños que presenten fiebre o estado gripal. “Al realizar la tarea en nuestro laboratorio vamos a tener la detección en tres horas, mientras la devolución del Malbrán nos demoraba 24”, precisó Trotta al Equipo de Investigación.

A su vez, los ocho hospitales modulares, otro de los proyectos que eligió apoyar el Frente de Todos, se construirán en las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y Santa Fe para brindar atención médica las 24 horas. Se trata de la medida que busca representar una visión federal dentro del bloque y que aplacó tensiones internas de distintos legisladores que buscaban llevar recursos para sus distritos. Al final, se decidió que se comprarán insumos y equipamientos necesarios para la construcción y luego se donarán. Según informó la cartera de Obras Públicas, los módulos se construirán en seco para una edificación rápida. Cada uno contará con 100 profesionales de la salud, entre médicos, especialistas y trabajadores, y estará equipado con 24 camas de terapia intensiva, 46 de internación, además de boxes de aislamiento. La oposición de Juntos por el Cambio puso reparos inicialmente. Por carta, el titular del interbloque y jefe de la UCR, Mario Negri, y los titulares de las restantes bancadas (Maximiliano Ferraro, Coalición Cívica, y Cristián Ritondo, PRO) pidieron acelerar el procedimiento del testeo y su descentralización el interior, además de orientar los fondos con visión federal y según las urgencias que se presenten. En la misiva tuvieron en cuenta la posición de del bloque Producción y Trabajo (Humberto Dorrego) y del Frente Cívico y Social de Catamarca (Eduardo Brizuela del Moral) que articulan en interbloque. En una nota, el espacio aclaró que no comparte formas implementadas para la asignación de fondos: "La resolución 611/20 de la Presidencia de la Cámara de Diputados no requiere el consentimiento de las distintas bancadas, ya que es una facultad del titular del cuerpo adoptar este tipo de medidas. No obstante, el interbloque aclara que al no compartir el criterio de dicha resolución discrecional de los fondos de la HCDN (Cámara de Diputados) frente a la crisis sanitaria que genera la pandemia del coronavirus, solicita al presidente de la Cámara que la totalidad de la partida que le corresponde al interbloque (11,6 millones) sea destinado al instituto Malbrán”, manifiestaron. El Equipo de Investigación se contactó con Mario Negri, titular de Juntos por el Cambio, pero no quiso realizar declaraciones.

En tanto, el Interbloque Federal, conformado por 11 legisladores y presidido por Eduardo “Bali” Bucca, decidió que los los 1,1 millones de pesos que tiene disponibles se giren al Ministerio de Salud nacional, que es la autoridad de aplicación de la Emergencia Sanitaria declarada por Alberto Fernández. En diálogo con el Equipo de Investigación, Bucca defendió la asignación económica: “Haber podido acordar en términos generales que el aporte sea para el coronavirus no me parece mal, es oportuno. Lo que hicimos en Interbloque Federal fue definir la transferencia del recurso a la autoridad de aplicación de esta emergencia, que es el Ministerio de Salud nacional”. 

El espacio está compuesto por Consenso Federal (Graciela Camaño, Alejandro “Topo” Rodríguez y Jorge Sarghini), Córdoba Federal (Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez), Socialista (Enrique Estévez), Justicialista (Eduardo Bucca y Andrés Zottos) y el bloque Progresista, Cívico y Social (Luis Contigiani). En diálogo con el Equipo de Investigación, Alejandro "Topo" Rodríguez, titular del bloque Consenso Federal, expresó: “Se solicitó que el destino sea dirigido específicamente para evitar la propagación del coronavirus, brindar asistencia a las zonas más vulnerables y asistir a los grupos de riesgo”.  En ese sentido, Alejandra Vigo, de Córdoba Federal, sostuvo ante el Equipo de Investigación: “Es el Gobierno de la Nación el responsable de ejecutar las políticas sanitarias y determinar los recursos para cualquier acción que decida en referencia a la crítica situación que vivimos en el país”.  

Por otro lado, los ocho legisladores del interbloque Unidad Federal decidieron volcar, en su gran mayoría, los recursos a los centros de salud de los lugares de los que son oriundos. El espacio está conformado por los bloques Unidad y Equidad Federal (José Luis Ramón, Pablo Ansaloni y Antonio Caramba), Frente de la Concordia Misionero (Ricardo Wellbach, Flavia Morales, Diego Sartori), Partido de la Justicia Social (Beatriz Ávila) y Juntos Somos Río Negro (Luis Di Giácomo). El titular del interbloque, José Luis Ramón (Unidad y Equidad Federal), decidió orientar el dinero al Hospital Central de Mendoza y explicó al Equipo de Investigación que cada miembro del espacio lo utilizará para beneficiar distintos soportes del sistema de salud en el país. En tanto, Antonio Carambia de su mismo espacio, lo hará llegar al Hospital de Las Heras, de la provincia de Santa Cruz.  Asimismo, Luis Di Giácomo, de Juntos Somos Río Negro, decidió mandarlo al Hospital Doctor Francisco López Lima de la ciudad de General Roca. "Es el hospital de mi ciudad pero, además, es cabecera y centro de derivación regional", explicó Di Giácomo al Equipo de Investigación. El diputado Pablo Ansaloni, dirigente de la UATRE, aseveró que enviará los 100 mil pesos a la región sanitaria bonaerense IV que depende del Ministerio de Salud de esa provincia y abarca municipios como Colón, Baradero y San Nicolás. 

Por su parte, los tres diputados del Frente de la Concordia Misionero lo derivarán al sistema de salud provincial, pero remarcaron que no sólo por el coronavirus, sino también por el dengue, otra patología candente en el país. “Nosotros tenemos la doble problemática y eventualmente se destinará para lo que sea necesario”, especificó el titular de la bancada, Ricardo Wellbach, para esta investigación. Misiones suspendió las clases por 15 días para evitar la propagación del dengue: hay 200 casos confirmados, más de 4 mil en observación y seis víctimas fatales. 

La diputada Beatriz Ávila, del Partido por la Justicia Social de Tucumán, decidió no recibirá el dinero autorizado por Massa. “No me parece que los diputados debamos ser el vehículo para estos recursos. En todo caso lo que debería haberse hecho es destinar toda la partida al Ministerio de Salud de la Nación. En momentos de crisis, nadie puede erigirse en héroe. No hay margen para hacer política y no estamos en campaña”, sostuvo al Equipo de Investigación. En tanto, Alma “Chani” Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, mandó girar los 100 mil pesos al sistema de salud público de su provincia. Ante la consulta para este artículo, sostuvo que prefirió orientarlo a Neuquén en cumplimiento del federalismo como una de sus banderas. En esa línea, añadió que la cartera sanitaria provincial ya adquirió los reactivos y avanza en pruebas necesarias, tanto en laboratorios públicos como privados, para la detección de este virus. El Gobierno anunciaría suspender el corte de los servicios Por otra parte, el Frente de Izquierda, integrado por Nicolás del Caño y Romina del Plá, puso reparos al reparto de los recursos y pidió, en primera instancia, que los 25,7 millones de pesos que la Cámara de Diputados asignó a todos los legisladores en el marco de la emergencia sean destinados a la cartera sanitaria nacional. Sin embargo, ante la negativa, optaron por dirigirlo en partes iguales al Hospital Posadas y al Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). “Estamos en contra del manejo discrecional que se le ha dado a este subsidio como estamos en contra de todos los fondos discrecionales de la Cámara. Es una resolución arbitraria”; consignó Del Plá al Equipo de Investigación. 

En relación a los subsidios a entidades públicas que cada uno de los diputados realiza, los últimos datos disponibles datan de 2018. Aquel año, Elisa Carrió donó los 60 mil pesos que recibieron los legisladores para el Hospital Garrahan. Por su parte Gabriela Cerruti donó sus 60 mil en tres partes de 20 mil pesos cada una al Colectivo La Milagrosa, Cooperativa Paquito y a La Poderosa. Romina del Pla donó los 60 mil pesos al Polo Obrero. Y Facundo Moyano le donó 60 mil pesos al Obispado de San Isidro. Axel Kicillof, en 2018 y antes de ser gobernador bonaerense, destinó sus 60 mil pesos a tres entidades que recibieron 20 mil cada una: la Asociación Civil Proyecto Discapacidad y Resiliencia, Fundación Descida y Asociación Civil María del Rosario de San Nicolás. Máximo Kirchner envió 30 mil a la Agrupación de Padres Fútbol Infantil Nueva Chicago de Nuevo Deseado y otros 30 mil al Club Andino Lago Argentino, ambos de la provincia de Santa Cruz. Mientras que Waldo Wolff mandó a depositar 10 mil en la Asociación Jajam Nissim Cohen, 20 mil a las asociaciones israelitas profesor Jaim Veitzman y Tzeire Agudath Jabad, y 10 mil a la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos. 



Fuente: perfil