Image

Emergencia alimentaria: el oficialismo se apresta a “no obstruir” la sanción de la ley

11/09/2019  |  Politica  |  

El oficialismo comenzará a definir hoy al mediodía qué hará respecto a la sesión especial convocada para mañana a las 11 en la que se tratará el proyecto de ley de emergencia alimentaria. La idea de una parte importante del interbloque Juntos por el Cambio, según pudo saber Todo Noticias es bajar al recinto, dar quórum y 2no obstruir” el avance de la iniciativa, tal como solicitaron de la Casa Rosada.

“Sería un error entrar en el juego político del peronismo al oponernos a un proyecto vinculado a una cuestión sensible”, destacó a este medio un integrante de la cámara baja que participará del encuentro.

El escenario para el oficialismo presenta alternativas: bajar y abstenerse; bajar y votar a favor o directamente no dar quórum. La primera y la última son las opciones -hasta el momento- que corren con menos fuerzas. La idea de los legisladores de Juntos por el Cambio es, incluso, debatir algunos puntos del proyecto que ingresó el martes con la firma de 15 diputados de bloques opositores.

En este sentido insistirán en que ya existe un presupuesto de $12.500 millones destinado a programas de alimentación y nutrición, que en marzo ya había recibido $4000 millones extras y que el costo de la medida implicaría otros $8000 millones.

La iniciativa impulsada por el diputado Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, propone una extensión de la emergencia hasta el 31 de diciembre de 2022, el aumento del 50% de las partidas alimentarias y la actualización de esos fondos cada tres meses.

El proyecto no tiene dictamen de comisión por lo que necesitará dos tercios de los votos de los presentes para su aprobación. En otras palabras, requerirá que parte del bloque de Cambiemos otorgue luz verde a la iniciativa. Pero este último aspecto terminará de definirse este miércoles a las 18, cuando el oficialismo reúna a todos sus soldados y arriben a una conclusión.

De esta forma el oficialismo se apresta a no pagar el costo político de negarse a tratar una iniciativa sensible e intentará trasladar la presión a la oposición, que entiende que el costo fiscal de la medida deberá ser absorbida por la próxima gestión.



Fuente: Minuto Uno