Image

Largó la carrera para la gobernación de Salta

13/08/2019  |  Politica  |  

Con los resultados de las PASO nacionales del domingo último como parámetro, se puso en marcha una nueva carrera para los actores de la política salteña. Con la bajada de la bandera a cuadros se comienza a escribir un nuevo capítulo para la historia de la provincia.La sucesión en el principal cargo ejecutivo de la provincia se dará en el marco de un escenario en el que el actual gobernador no entrará en la competencia electoral.

El gobernador JUAN MANUEL URTUBEY finalizará en diciembre su tercer período de gestión y luego de 12 años entregará el bastón de mando provincial. En ese camino, Urtubey aseguró que generará las condiciones de institucionalidad para que todos los aspirantes a la gobernación salteña compitan de la mejor forma.
También advirtió que no tiene a ningún “ahijado” político.

La definición, en algunos casos, y la ratificación, en otros, de los nombres de los candidatos, ya ocupa el centro de atención. Pero la expectativa se mantendrá hasta el próximo sábado 17.

Ese día vencerá el plazo para registrar en el Tribunal Electoral los nombres de los precandidatos con los que los espacios políticos buscarán en las primarias del 6 de octubre el pase para las generales del 10 de noviembre.  El ambiente por la elección provincial comienza a tomar mayor efervescencia alrededor de las candidatura. 

La incógnita es cómo se van a desarrollar y plasmar los pactos y acuerdos en los distintos espacios políticos.  Con el fuerte apoyo que obtuvo el kirchnerismo salteño en las elecciones primarias nacionales del pasado domingo, Sergio Leavy se colocó el cartel de serio aspirante a la gobernación.

No obstante, con la incorporación del PJ al kirchnerismo se acordó que el candidato a gobernador se definirá por vía del consenso. Si esta instancia se agota, el candidato surgirá de las PASO del 6 de octubre, donde los únicos competidores serán el “Oso” Leavy y Miguel Isa.

El macrismo salteño también guardó los globos amarillos el pasado domingo, pero conserva la esperanza de utilizarlos en las PASO provinciales de octubre y en la elección de gobernador de noviembre.  Este sector tiene grandes expectativas en torno a la gobernación provincial la figura de Gustavo Sáenz.
Luego de las elecciones del domingo último, el intendente de la ciudad de Salta ratificó su candidatura a la gobernación provincial.

En este espacio recalaron varios partidos que estaban en el arco urtubeicista, hasta el sábado habrá todavía intensas negociaciones. ¿Es posible cumplir el compromiso de apoyar a un sector en las nacionales si se está con un pie en otro para las provinciales?, se preguntan en los corrillos políticos.  El principal acuerdo en esta alianza girará en torno al nombre del candidato a vicegobernador. 

Será “alguien que crea y me acompañe en lo que siento y quiero hacer”, anticipó Sáenz en declaraciones públicas.  

Por el lado del frente de izquierda, en tanto, la definición del candidato a gobernador no será fácil. En este caso influirá sobremanera la diferencia interna del Partido Obrero. En junio pasado, Claudio Del Plá fue nominado para ser candidato a gobernador, en el marco de lo que esta fuerza denomina una conferencia electoral provincial.

Hoy esa prepostulación está en duda porque el sector que quedó del lado de Jorge Altamira también quiere postular un precandidato para la gobernación. Pablo López dice que el PO buscará un acuerdo, caso contrario está la instancia de la interna para evitar una presentación unitaria. 

Esta contienda se podría dar entre Del Plá y Violeta Gil, esta última representante del sector que está con Altamira y al que Pablo López llama en forma despectiva “una secta”.  La realidad muestra que la verticalidad que imperó en el PO no goza de buena salud. 

Finalmente, en la alianza que comanda Alfredo Olmedo la discusión hasta el próximo sábado pasará por el precandidato a vicegobernador.

En este espacio confluyó el oficialismo radical que encabeza Mario Mimessi y también el Partido Renovador de Salta, que con la actual conducción de Cristina Fiore cambió la histórica sigla PRS por el acrónimo PARES.  Precisamente, Fiore es considerada como potencial compañera de Olmedo en la fórmula para la gobernación que presentará este sector.

Quien gane, por cierto, no tendrá mucho tiempo para hacer una transición, ya que el 10 de noviembre serán las generales. 
 



Fuente: El Tribuno