Image

Trabajadores del aeropuerto temen que las obras se extiendan más allá del 5 de mayo

23/04/2018  |  Información General  |  

Pasaron ocho días desde el cierre del aeropuerto Martín Miguel de Gemes por obras y los trabajadores del lugar ya empezaron a manifestar sus dudas sobre el cumplimiento de los plazos de ejecución de los trabajos y, en consecuencia, de la fecha que se fijó -el 6 de mayo- para que la estación aérea salteña vuelva a estar operativa.

El planteo se realizó el viernes pasado en distintos medios de prensa a través de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA) y hasta ayer no hubo ninguna desmentida ni comunicación oficial al respecto desde la administradora del aeropuerto o del Ministerio de Transporte de Nación, según aseguró a El Tribuno el delegado regional del gremio, Juan Pablo Armanino.

"Es lamentable la falta de información oficial sobre las obras. Ni siquiera a los trabajadores nos informan sobre los avances de los trabajos", se lamentó el dirigente.

De acuerdo a distintas fuentes consultadas por este diario relacionadas con Aeropuertos Argentina 2000, a cargo de las aeroestaciones del país, no existe ningún informe que indique algún supuesto retraso en las obras. Tampoco se registraron lluvias que puedan justificar esas demoras.

El miércoles próximo habrá una reunión entre directivos de esa empresa y funcionarios del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) en la que, entre otras cosas, se expondría sobre las tareas que se realizan en Salta, pero en la agenda no está incluida, hasta ahora, la preocupación del sindicato aeronáutico.

Lo cierto es que desde el 15 de abril, cuando cerró el aeropuerto de Salta, se observa a las maquinarias y obreros trabajando a destajo en las refacciones de las pistas del establecimiento.

Las obras comenzaron a mediados de marzo y tienen un plazo de tres meses. En los 21 días programados de cierre de la aeroestación, se avanza en la repavimentación de la intersección de la pista principal y alternativa, lo mismo se hace en la zona de rodaje de los aviones y se amplía la plataforma. El cambio de pavimento se realiza primero en la pista secundaria (denominada 06-24), que estaba en desuso y, luego del 5 de mayo, está previsto hacer lo mismo sobre la principal (02-20).

La inquietud de los aeronáuticos, según su representante, surge de "sensaciones" de diferentes trabajadores del aeropuerto que observaron la velocidad de los avances de los trabajos en la semana que pasó.

"No somos ingenieros ni conocemos los detalles de las obras, pero hay una preocupación por los inconvenientes que se podrían generar para los trabajadores y, sobre todo, para los pasajeros que el plazo de reapertura del aeropuerto se extienda", dijo Armanino.

Recordó que las aerolíneas están vendiendo pasajes con destino a Salta o que parten desde esta ciudad a partir del 6 de mayo.

"Si no se cumple con las fechas, sería traumático para los pasajeros", insistió el gremialista y resaltó que todas las suposiciones se terminarían si existiera una mejor comunicación por parte de la administradora del aeropuerto.

Operaciones al límite

Por el cierre del aeropuerto de Salta, la mayoría de los vuelos con destino a esta provincia fueron redirigidos a Jujuy, a la aeroestación Horacio Guzmán, que, desde el 15 de abril, pasó de operar con cuatro aviones por días a 15 en promedio.
El aeropuerto jujeño, que también está en obras, trabaja con sus instalaciones desbordadas y el personal al límite de atención.
Desde Salta se desplazaron hacia la vecina provincia a unos 150 trabajadores, según detalló a El Tribuno el delegado de APA, Juan Pablo Armanino.

“Estamos trabajando al límite, en coordinación con los compañeros de Jujuy y estamos dando nuestro mayor esfuerzo para que el cierre del aeropuerto de Salta no sea tan traumático”, dijo el dirigente.

Advirtió, de todas maneras, que el aeropuerto de Jujuy “ya era chico y quedó aún más reducido” por la afluencia de los pasajeros de Salta. 
Criticó la falta de previsiones para que la estación aérea tenga mayores comodidades ante el incremento de pasajeros. Lo mismo apuntó para los trabajadores. Dijo que todos los equipos que se llevaron desde Salta deben estar a la intemperie por falta de lugar.



Fuente: El Tribuno